No molestar, creando

Biobibliografía

Málaga, 1981 Licenciado en Derecho por la UMA (tras una estancia en la University of Sheffield) y Máster en Política y Democracia por la UNED (Madrid), cursó estudios de Lengua y Literatura en Oxford y Toulouse.

Su obra ha sido difundida en reconocidas revistas literarias y blogs de referencia (Barcarola, Estación Poesía, Cuaderno ÁticoLa Galla CienciaHartzSuspiro de Artemisa, El Toro CelesteLa nave de los locos) al igual que en numerosos ciclos de instituciones públicas y espacios privados (Centro Andaluz de las Letras, C. C. Generación del 27, Sala Ámbito Cultural -El Corte Inglés-, Fórum de la FNAC).

Colaborador habitual en Manual de Uso Cultural (de difusión digital así como en papel para Madrid y Andalucía), coordina los recitales A-RIMA-2 para Microteatro Málaga, donde ha tenido en cartel su pieza “Caronte“.

Ha publicado la plaquette “trENes” (Colección Año XIII, Córdoba, 2013) y el libro de poemas “Buda en el Bolshói” (Ediciones En Huida, Sevilla, 2014), por el que fue votado y seleccionado finalista -el más joven- del Premio Andalucía de la Crítica 2015.

Asimismo, ha participado en las obras colectivas “Miradas sin fronteras” (Ediciones En Huida Solidaria, Sevilla, 2014 y 2015), “Obituario” (Fundación Málaga, 2015) y “Un lustro sin su mirada. Campos Reina en el recuerdo (1946-2009)” (Ayuntamiento & Diputación de Córdoba y Asociación Colegial de Escritores de España – Sección Andalucía, 2015).

Ha sido recogido en las antologías “Con & Versos” (La Isla de Siltolá, Sevilla, 2014) y “El canon abierto. Última poesía en español” (Visor, Madrid, 2015), en calidad de uno de los 50 «poetas andaluces para el siglo XXI» y entre los 354 «más relevantes de la lengua española nacidos después de 1970» en Hispanoamérica -por votación de «cerca de doscientos investigadores de más de cien universidades»-, respectivamente.

Recientemente, ha salido a la luz “Una nueva melancolía. 16 poetas malagueños” (Ediciones En Huida, 2015 – 2ª edición, 2016), la muestra de jóvenes autores de la capital de la Costa del Sol que coordinó para dicho sello, en el marco de un proyecto global de ocho volúmenes que abarca la poesía de todas las provincias andaluzas.

«Un libro fantástico (…) intensamente original y rompedor (…) impresiona por su personalidad y por su silenciosa pero subyugante manera de seducir y emocionar al lector» (Manuel de la Fuente, Diario ABC).

«Una obra que ha creado cierto revuelo en el siempre inquieto panorama poético andaluz y, por eso, en el español, mucho más indolente (…) provocador y novedoso (…) prometedora ópera prima» (Blog de Álvaro Valverde / Ínsula).

«Una voz muy personal, desconcertante. Álvaro Campos nos promete un cambio de lenguaje poético» (Marcos-Ricardo Barnatán).

«Oxígeno para la lírica (…) esencial, innovador, impactante» (Antonio Moreno Ayora, Cuadernos del Sur – Diario Córdoba).

«Pocos debuts han resultado en los últimos años tan prometedores, deslumbrantes y cargados de razones» (Pablo Bujalance, Málaga Hoy).

«Una miscelánea rabiosa de lo racional y lo cardítico (…) Pleno de sustanciales aciertos» (Manuel Gahete, Cuadernos del Sur – Diario Córdoba).

«”Buda en el Bolshói” no es un libro más entre tantos que se editan en nuestro país (…) sólido poemario» (José Antonio Santano, Diario de Almería).

«Toda una cosmología creadora (…) exuberante retrato de una pasión conquistada» (F. Morales Lomas, Papel Literario).

«El tono sincopado de la elipsis, la contención y la concentrada intensidad de los poemas son el correlato estilístico del vacío y el silencio, el reflejo verbal de un espacio poético encerrado entre las cuatro paredes de la celda (…) alucinatorio lugar donde se confunden la realidad y el deseo, la memoria y el sueño» (Santos Domínguez, Encuentros de Lecturas).

«El manuscrito de un profesor andalusí, hallado en una prisión secreta de Irak, desvela el minimalismo lírico de la voz de un hombre que evoca la pérdida del lenguaje de la vida. A través del canto de la memoria, de la poesía del nirvana, de los silencios y sus sueños, alcanza la belleza de una libertad interior que lo salva» (Mercurio).

«Lo que más atrae de la poética de Alvaro Campos es cómo convierte lo reducido en sublime… despliega en un pequeño formato la esencia mediterránea de la vida confundida con la muerte; la fusión que logra es sin duda sorprendente y mágica» (Siroco).